Mientras esperas la ola

Todavía hoy existen muchas esperanzas depositadas en desarrollar una carrera en el mundo de las finanzas. Desde Lever Up queremos tratar de aportar nuestro granito de arena para aquellos que se lo estén planteando, contando básicamente lo que hemos visto que funciona y lo que no en nuestra propia experiencia.

Se cuenta en el libro The Upstarts (strong buy, por cierto, y más ahora que parece que se acerca la OPV de AirBnB), que una de las claves para construir una gran empresa es contar con el apoyo de una gran ola (cambios en el mercado, en la tecnología...). Algo parecido cuenta también Howard Marks en su gran memo sobre la suerte, pues le encargaron crear un fondo de bonos High Yield en 1978, justo al inicio de una grandísima ola que marcaría el futuro de las finanzas globales. El resto es historia.

Lo mismo aplica para las carreras profesionales


Nadie dice que no puedas desarrollar unas capacidades increíbles y súper útiles (modelización, programación, inglés, soft skills...), pero quizá quepa plantearse si merece la pena esperar a una ola favorable al sector financiero que parece lejos de volver aparecer por nuestras playas. Hoy por hoy este ya no es el sector que algún día fue. No hace falta ser ningún genio para verlo, basta con mirar el peso del sector financiero dentro de los índices globales de renta variable. Poco queda de las grandes fiestas, eventos y bonus de los que hablan los más senior de la oficina. Aquellos que operaban el marco/pela.

Si pese a todo esto aún quieres desafiar a las estadísticas y apostar por un futuro en finanzas, estos son los consejos que podemos darte:


Estudios

Seguramente si has llegado a este blog ya hayas realizado tu carrera o te encuentres en ella. Si no es el caso, has de saber que en el sector financiero te encontraras a gente con carreras muy distintas. Antiguamente era un sector al que se accedía más fácilmente con carreras como Economía o ADE. Desde hace años el sector capta a mucha gente de ingenierías, físicas, matemáticas, los perfiles cuantitativos son muy demandados.


Hace poco surgió un debate en redes sobre la importancia de las notas en durante la carrera, en nuestra opinión consideramos que tener notas altas es importante, aunque no sea algo esencial. Seguramente te va a ayudar a encontrar un primer trabajo en los principales bancos de inversión, consultoras o fondos. Si las miras no están tan altas, quizá sea mejor buscar un equilibrio entre notas y hacer todas las actividades paralelas (networking, lecturas adicionales, prácticas en empresa...) que te ayuden de cara a un futuro proceso de selección.

Elige bien los máster

Los máster parecen el Santo Grial, pero pocos tienen la capacidad de ofrecerte salidas que merezcan realmente la pena. Suelen ser los más caros por algo. Busca bien, pregunta a antiguos alumnos. 

Sin prisa

Si te lo puede permitir, no tengas prisa por encontrar el primer trabajo. Una vez en uno, es más complicado cambiar de área y es posible que tu carrera termine desarrollándose en ese ámbito. Es complicado pasar de back-office a gestión, o de gestión a M&A, o de auditoría a gestión, y más cuantos más años de experiencia requiera la nueva posición. Sigue formándote, prepárate, lee otras cosas, genera contactos, viaja. Mientras tanto, elige donde y para quien quieres trabajar ya que todos van a pagar poco por ti.


Si te esta costando o si no estas seguro de en que área quieres desarrollar tu carrera (es muy común), las consultoras suelen ser el camino que muchos eligen ya que te permite tocar muchos palos distintos y acelerar el desarrollo en los primeros años de carrera, es importante saber en que unidad de negocio de la consultora caes e intentar moverte cuanto antes a las áreas que más te interesen, cuando estés en un cliente haz el mayor número de contactos que puedas. El indice de rotación en estas empresas es muy alto y la mayoría de gente es fichada por clientes.


Algo muy importante y cada vez más a la orden del día en el sector financiero es la programación, recomendamos que te formes en este ámbito, ya que hoy en día cada vez es más demandado el perfil mixto en finanzas, debido principalmente a la digitalización y automatización que sufre el sector. No estamos hablando de un conocimiento muy profundo (ya que ya hay gente con esa labor), pero si entender los principales lenguajes de programación (Python, R, SQL...) y que no te suene todo a chino.

Salir de casa


¿Estás dispuesto a salir de España? Las posibilidades en el mundo financiero en España (y más fuera de Madrid) son relativamente escasas, especialmente en lo que se refiere a la gestión de activos y la banca de inversión. Los equipos tienden a ser cada vez más pequeños y se siguen viendo muchos cierres de casas de toda la vida como Ahorro Corporación. Los grandes bancos internacionales tienen una presencia relativamente escasa, y no abundan las buenas noticias como la que hemos tenido esta semana.



Diversifica

Una cosa que tendemos a pensar cuando estamos estudiando o empezamos nuestra carrera profesional es que el mundo de la inversión se limita a la renta variable. Incrementaremos nuestras posibilidades de éxito si nos formamos tanto en renta variable como en renta fija, M&A, banca de inversión o real estate.

Haz cosas

Está bien leer libros, estudiar o sacarse el CFA, pero importa mucho ponerlo en práctica. Antes de empezar tu tercer libro sobre Warren Buffett, analiza un sector o una empresa desde cero, lee las cuentas anuales de tu empresa favorita, crea un modelo de valoración y entiende de distintos modelos de negocio. Internet esta lleno de contribuciones gratuitas o low-cost que te van a permitir mejorar tus habilidades. Si quieres aprender sobre valoración tienes cursos gratuitos de Aswath Damodaran en Youtube, busca en SeekingAlpha sobre distintas empresas o lee análisis sectoriales de Bancos de inversión o consultoras estratégicas. La experiencia cuenta.

Échale morro


Hoy por hoy tenemos a nuestra disposición demasiadas vías para contactar con gente como para no utilizarlas. No tengas miedo a escribir a profesionales que se dedican a lo que a ti te gustaría hacer. Envía tu trabajo, pregunta dudas, interésate por el sector. Exponerte juega a tu favor. Eso sí, con los deberes hechos.

Esperamos que estos consejos os sean de ayuda, pero recordamos que son los que nos han ayudado a nosotros. ¿Cuáles serían los tuyos? ¡Os leemos!

971 vistas1 comentario