El auténtico Robinhood

El viernes saltaba la noticia de que el conocido como "Nasdaq Whale" (La ballena del Nasdaq) era el famoso holding japonés Softbank, presidido por el carismático Masayoshi Son, que muchos conocerán también por ser el líder del famoso y controvertido Vision Fund.


El comienzo


Desde que se alcanzaron los mínimos durante el mes de marzo se han estado publicando noticias y comentarios sobre el efecto que podrían estar teniendo sobre los mercados las distintas medidas para frenar el avance del Covid-19. Desde argumentar que los cheques de desempleo se estaban utilizando para la compra de acciones hasta la entrada de personas aficionadas a las apuestas deportivas que se quedaron sin su mercado particular ante el parón en las competiciones.  Nos encontramos ante fenómenos como el de Dave Portnoy, fundador del blog de deportes Barstool Sports reconvertido en trader intradía al grito de "stocks only go up". Este discurso, dicho sea de paso, ha sido esgrimido por muchos de los gestores que no cuentan en sus carteras con empresas del sector tecnológico, las grandes beneficiadas de toda esta situación. Quien sabe, quizá sólo son seguidores de Warren Buffett siguiendo su "be fearful when others are greedy, and greedy when others are fearful".


No obstante, algo sí que estaba pasando.

En julio, Goldman Sachs (GS) avisó de que por primera vez en la historia habían observado una disrupción en el mercado de opciones. Lo que Goldman detectó fue que el volumen diario de opciones negociadas había sobrepasado al de las acciones negociadas. La principal hipótesis era la comentada, inversores minoristas que viendo el rebote y la velocidad de la subida habían comprado contratos de opciones, llegando estos a máximos históricos aupado por la alta publicidad de los brokers minoristas  (TD Ameritrade, Robinhood, E*Trade, Charles Schwab e Interactive Brokers) y su reciente guerra de precios en las comisiones que hace que operar en bolsa tenga hoy un coste prácticamente nulo.



Goldman Sachs indico que la mayoría del volumen procedía de operaciones de opciones de muy corta duración, aprovechando el apalancamiento y para apostar por opciones call OTM.

Las principales acciones subyacentes de los contratos eran del Nasdaq (Amazon, Tesla, Apple, Netflix y Facebook).




Este tipo de operativa ya había dado de qué hablar a comienzos de año por los movimientos que se estaban viendo en el portal Reddit y su hilo sobre operativa bursátil r/wallstreetbets, llegando a ser portada de la revista Bloomberg Businessweek con esta excelente pieza.


Volatilidad


La semana pasada salió un gráfico que indicaba que el VIX (el índice de volatilidad del S&P 500) se encontraba en su punto más alto a la vez que se alcanzaban nuevos máximos históricos en las bolsas. Así mismo la correlación positiva del VIX con el S&P 500 se encontraba en el punto más alto desde diciembre 2018. Esto es algo que, en principio, no debería ocurrir, ya que el VIX tiende a subir cuando se producen caídas en el mercado al subir la demanda de opciones put y con ello el precio a pagar por esta cobertura con opciones.


Varios estrategas de banca de inversión comentaban el fuerte impacto que estaba teniendo la operativa en opciones sobre acciones. Charlie McElligott (Nomura) comentó lo siguiente: "La cobertura de Gamma se ha convertido en el flujo más importante del mercado, con la convexidad de dichas opciones de fecha corta ("tickets de lotería"), crean un comportamiento del mercado como el de las opciones binarias de "todo o nada" en vencimientos semanales, se ha visto en estas subidas cada vez más exponenciales en nombres como TESLA."


Charlie McElligott (Nomura) comento lo siguiente: "La cobertura de Gamma se ha convertido en el flujo más importante del mercado, con la convexidad de dichas opciones de fecha corta ("tickets de lotería"), crean un comportamiento del mercado como el de las opciones binarias de "todo o nada" en vencimientos semanales, se ha visto en estas subidas cada vez más exponenciales en nombres como TESLA."

Si te preguntas qué es la Gamma:  la Gamma es una magnitud utilizada en los modelos de valoración de opciones que básicamente viene a medir el incremento del valor de una opción a medida que incrementa su Delta. La Delta es la sensibilidad del precio de la opción a la variación del precio del activo subyacente. Ambas magnitudes incrementan a medida que el valor del activo subyacente se aproxima al valor a partir del cual la opción genera beneficios en el momento de su vencimiento (a medida que se aproxima a estar "in the money"). 

Si un banco ha ejercido de contrapartida en la compra de una opción alcista (call comprada) sobre determinado valor, su posición neta sería bajista sobre él, ya que perdería dinero si esta terminase por encima de determinado nivel (nivel de strike).


Estos bancos, en general, no desean asumir dicho riesgo, con lo que pueden optar por comprar ese valor para neutralizar su posición y obtener simplemente el beneficio que genera la prima recibida por servir de contrapartida en la operación. A medida que el activo subyacente sube, además, el banco se ve obligado a comprar más acciones, lo que convierte este movimiento en explosivo como describe el estratega de Nomura anteriormente en caso de que se acumule un alto volumen de negociación en el mercado de opciones.




La jugada de SoftBank


Softbank llevaba meses haciendo una apuesta larga vía opciones call sobre las principales empresas tecnológicas del Nasdaq, y según algunos medios acumula ganancias por casi 4 mil millones de dólares con esta operativa. Esto ha propiciado que el lunes el banco japonés (considerado por alguno como un gran hedge fund tech) cayera en bolsa un 8% debido al miedo de los accionistas a esta apuesta tan especulativa y con tanto riesgo.


Tal vez los accionistas ven controvertido una apuesta con derivados sobre acciones que se encuentran en el fondo de la misma empresa. ¿Que pensáis?



1,264 vistas0 comentarios