Buffett vs Musk: ¿creas o inviertes?



El mundo asiste con cierta perplejidad al meteórico ascenso de un nombre en la lista Forbes de una persona. Un ascenso con una trayectoria que podría asemejarse a la de un cohete con objetivo a Marte. Elon Musk.


Las acciones de Tesla, fundada por el propio Musk, se revalorizan más de un 600% en lo que va de año, lo que le ha valido su inclusión en el índice S&P 500 americano. Directa a la octava posición por capitalización de mercado será, de hecho, la mayor empresa del índice en el momento de su incorporación.


Su participación en el accionariado, de alrededor del 20%, le permite haberse colocado en la cuarta posición de la lista Forbes de multimillonarios a nivel global, superando incluso a un histórico como Warren Buffett.


Más allá de la opinión que podamos tener sobre la compañía y si consideramos que estamos ante una burbuja, pensamos que merece la pena el debate sobre la aportación de creadores e inversores al desarrollo de la sociedad. Y es que hay quien de plantea si alguien como Musk merece ocupar un puesto tan alto en esta lista.


La mayoría conocimos a Elon Musk después de que fundase PayPal, una compañía que innovaba en el campo de los pagos on-line en un 1999 que ya nos parece tan lejano como la Edad Media. El desarrollo de la compañía permitió agilizar los pagos en el inicio del e-commerce y el comercio entre particulares en un momento en el que las transferencias bancarias eran caras e ineficientes. El resto es historia. PayPal salió a bolsa en 2002 y poco después fue comprada por eBay por alrededor de 1500 millones de dólares.


Varios de los involucrados en la compañía serían conocidos posteriormente como la PayPal Mafia.


YouTube, LinkedIn, Palantir, Square, Yelp... Además de permitir la fundación de Tesla, este nuevo capital llevó a la creación de una serie de empresas que han revolucionado el mundo.


Hay quien podría argumentar que estas empresas quizá no nos hayan cambiado tanto la vida, pero ejemplifica muy bien la idea que queremos trasladar hoy. Y es que crear genera más riqueza que invertir.


Mirando a la lista de multimillonarios que elabora Forbes, pocos inversores ocupan puestos relevantes. Entre los diez primeros, de hecho, sólo Warren Buffett destaca por su perfil inversor. Jeff Bezos (Amazon), la familia Arnault (LVMH), Bill Gates (Microsoft), Mark Zuckerberg (Facebook), Larry Ellison (Oracle), Larry Page (Google), Mukesh Ambani (Reliance), Sergey Brin (Google). Todos creadores de cosas que, en general, sí han hecho del mundo un lugar mejor.


Por supuesto, no podemos dejar de lado la creación de valor desde la posición del inversor. Es interesante destacar la labor activista que inversores como Warren Buffett o Bill Ackman realizan dentro de las empresas en las que invierten, no siempre claro, pero en ocasiones esa labor crea un valor para el accionista del que el fundador se aprovecha. Muchas veces los fundadores tienen grandes ideas en la cabeza para las compañías pero no consiguen ejecutarlas correctamente o simplemente están mal dirigidas. En estos casos la ayuda de los inversores activistas es clave, como decía el mismo Buffett:


"Si las compañías estuvieran bien gestionadas no se necesitarían inversores activistas, pero el problema es que en muchas ocasiones los gestores de la compañía olvidan para quien están trabajando y convierten la compañía en su patio de juegos particular. En ocasiones, los gestores son unos incompetentes. Es trabajo de la junta tomar cartas en el asunto en caso de que algo así ocurra y a veces no lo hacen. Es por eso que el activismo tiene sentido en ciertas ocasiones. La mayoría de activistas quieren simplemente un golpe rápido, quieren que las acciones suban la próxima semana"

Como se ve en la cita anterior, lo que sí tiene en común el estilo de Buffett con el emprendimiento es la perspectiva de propiedad de la compañía que tan sabiamente ha aplicado durante muchos años. Quizá no haya sido el camino para la creación de enormes fortunas como las que recogemos en este artículo, pero ha permitido a millones de personas a gestionar sus ahorros siguiendo sus enseñanzas.


No nos queremos despedir sin mencionar la juventud de muchos de los componentes del top ten de multimillonarios. Si Warren Buffett ha generado más del 90% de su riqueza después de los 65 años, no queremos pensar que pasará si cualquiera de ellos consigue hacer algo ligeramente parecido a eso. Quizá la fortuna se termine viendo desde Marte.






Y tú, ¿qué opinas? Cuéntanoslo en @levertfup




242 vistas0 comentarios